ASTURIESpolaRENTABÁSICA

La RB no es ecléctica. O es un instrumento de transformación social, o lo es de integración en el sistema.

Iniciativa Lexislativa Popular por una Renta Básica

ILP por la RENTA BÁSICA
Presentada nel Congresu de los  Diputaos el 15 de xineru de 2014
Aprobada’l día 14 de Marzu de 2014
Esposición de motivos
“Nun somos mercancíes en manos de políticos y banqueros”. Nes places de too l’Estáu, resonaron mientres l’añu 2011 estes palabres indignaes, espresando’l hartazgo de la ciudadanía.
La crisis multiplica’l númberu de damnificados poles polítiques capitalistes y neolliberales. Ello supunxo que 5.977.500 de persones atopar en  situación de desemplegu según datos de la GUO del segundu trimestre de 2013; retayos sociales en sanidá, educación o d’ayudes a la dependencia por aciu menor asignación presupuestaria y privatizaciones, ente otres; y un esmolecedor aumentu de la precarización de les condiciones llaborales y los abusos exercíos sobre los trabayadores. La falta d’empléu y d’ingresos constitúi unu de los principales motivos de desahucios. Según el Conseyu Xeneral del Poder Xudicial, el númberu de desahucios (llanzamientos) en 2012 yera de 101.034 y pa 2013 estima qu’el 37,5% va ser motiváu por execuciones hipotecaries y el 57,7%, execuciones d’arrendamientu. Resulta inadmitible que nun estáu democráticu, social y de derechu al empar que l’usu y esfrute d’una vivienda digna, l’empléu nun trabayu dignu y la garantía de suficiencia económica de les persones son constitucionalmente declaraos, consiéntase que simultáneamente esistan situaciones nes qu’a les persones quítese-yos d’ellos.
Mentanto, l’Estáu reflota a la banca inyectándo-y cantidaes astronómiques de dineru público, los barrios deterioren a marches aceleraes, el númberu de persones que nun disponen de dengún tipu de prestaciones sociales amonta a midida que desenvuélvese’l periodu de crisis, la pantasma de la probeza infantil vuelve a asomase na nuesa realidá cotidiana, aumenten les enfermedaes mentales y suicidios, los comedores sociales y programes d’alimentos vense enchíos. Probeza, paru, precariedá y marxinación anóyense, llindando la llibertá real de millones de persones y espulsándoles a la cuneta, a la esclusión social.
Al pie de la probeza conocida remanecen nueves formes de marxinación y precariedá. Nel Estáu Español, la tasa de persones en riesgu de probeza y/o esclusión social ye del 27% pal añu 2011 según EUROSTAT. Casi la metá de los mozos atopense en paru, condergaos a vivir en casa de los sos padres; la emigración acaba constituyendo la única perspectiva inclusive pa munchos mozos con titulación universitaria, emigración obligatoria que dende les tribunes del poder atrevense afirmar, ensin pudor dalgunu, que constitúi una fortaleza pa los mozos y pal conxuntu del Estáu.
Nesta situación, les ayudes non contributives y les correspondientes a rentes mínimes establecíes poles instituciones públiques, bien desemeyaes ente los distintos territorios que conformen l’Estáu español, amuesen escarnadamente la so radical inadecuación a la realidá, revélense insuficientes pa la condición de habitabilidá digna de les persones y terminen convirtiendose nuna miserable carrera de torgues por cuenta la so escesiva burocratización y al so condicionamientu a situaciones d’emerxencia llende que nun anubren la situación d’emerxencia social xeneralizada.
A los que manden enllénase-yos la boca de pallabres como plenu empléu, Estáu del Bienestar o proteición social. Y les lleis fundamentales, tales como la Constitución Española o los Estatutos d’Autonomía establecen con solemnidá esos derechos sociales elementales, que nuna gran proporción de los casos nun son executaos pola so supeditación a la supremacía económica. Llegó la hora d’esixi-yos que cumplan les lleis y que los sos fechos se compadezcan de los sos guapos discursos.
Tola situación espuesta nesti preámbulu supon una flagrante violación del Derechu a la vida espuestu nel artículu 15º de la Constitución Española y nel 3º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, de l’axuntanza d’un gran númberu de persones surdió’l Movimientu Contra’l Paru y la Precariedá. Por una Renta Básica Yá”, sofitáu por distintos colectivu y movimientos sociales, pa dicir basta y esixir una respuesta urxente a esta situación. Consideramos qu’una de les primeres midíes a tomar ye la implantación de la Renta Básica a nivel estatal. Nesta propuesta danse la mano la llucha contra la marxinación social y la pertinencia de dar calce a un nuevu derechu de persones, que la so reivindicación tien dío asitiando nos caberos años.
El nivel de probeza qu’algamó l’Estáu español asitiase nel 13,7%, según datos de la OCDE, y nun ye previsible una ameyora nel mediu plazu. De la so solución nun tienen d’encargase les llamaes axencies de caridá, el sector priváu, nin el tercer sector. De lo contrario, esta realidá tien de ser entendida como una situación social y coleutiva, d’emerxencia y estructural, de degradación de les condiciones de vida. En base a ello, ye l’Estáu’l responsable na so eliminación.
Asina Renta Básica ye un preséu facederu d’erradicación de la probeza, un mecanismu de repartida de la riqueza y distribución de la renta, que puede dar seguridá económica a la población frente a la incertidume y l’arbitrariedá, dexa empecipiar otres maneres de vida, fomenta la igualdá de xéneru y contribúi a esaniciar los estigmes sociales.
Envaloramos que la Renta Básica pue ser una pilastra del nuevu sistema de bienestar y un preséu útil pa defendese del deterioru de les condiciones de vida qu’impon el capitalismu global. Pero, por que constituya una ferramienta de tresformamientu social, ye precisu superar la manipulación que sufrió’l conceutu per parte los poderes. La Renta Básica que defendemos nun ye una llimosna, una prestación asistencial, nin un salariu de probes.
Nun queremos una ayuda graciable, mangoniada pola alministración de turnu, sinón un derechu inherente a la condición de persones. Consideramos la Renta Básica una propuesta pa faer xusticia, non una midida pa practicar la caridá pública, perpetuar los guetos y la segregación social. Defendemos el modelu de Renta Básica de les Iguales, modelu que vienen defendiendo diversos movimientos sociales tales como Baladre, según otros modelos nos que trabayen un gran númberu de coleutivos y movimientos del Estáu español que vienen lluchando por una Renta Básica como un derechu coles característiques d’individualidá universalidá, y incondicionalidá (o non suxetu al mercáu de trabayu) y que foi rematáu por una Iniciativa Lexislativa Popular autonómica llevada a cabu pola Plataforma Estremeña contra la Esclusión Social y los Campamentos Dignidá, cuntando con un gran consensu de la población.
Concebimos la Iniciativa Lexislativa Popular pola Renta Básica como una ferramienta pa sacar del abertal a miles de persones, pero tamién pa combatir el mieu y la desmovilización social. “Nun hai pan pa tanto chorizu”, glayóse con rabia nes places. Nun hai dineru pa fartar la cobicia los delincuentes de pescuezu blancu. Sí hai y tien d’haber recursos pa garantizar una vida austero pero digno a toles persones. Por tou lo espuesto, presentamos la siguiente Iniciativa Lexislativa Popular:
Testu Articuláu

Artículu 1. Derechu a la Renta Básica
. Establezse’l derechu de too persona, pol fechu de nacer, a recibir una cantidá periódica que cubra les sos necesidaes básiques. La Renta Básica constitúyese como derechu individual, universal ya incondicional.
Disposición transitoria. La cuantía de la Renta Básica va ser la equivalente al Estragal de la probeza afitáu en “el 60% de la mediana de la distribución de los ingresos por unidá de consumu axudicaos a les persones”, va ser de 645,33 euros mensuales correspondiendo al últimu datu espuestu por EUROSTAT (añu 2011), tendiendo a oldease nos años socesivos al equivalente del mesmu conceutu.
Disposición Adicional Primer. 
Aplicación gradual. Establécense dos fases de implementación de la Renta Básica. Una primer fase que va entrar a valir de forma inmediata tres l’aprobación de la presente Llei. Va afeutar a toles persones domiciliaes nel Estáu Español ya inscrites nel Serviciu Públicu d’Emplegu correspondiente a cada territoriu, que nun tengan cobertoria per desempléu nin dispongan d’otros ingresos. De la mesma manera va afeatar a aquelles persones cuyes rentes, yá provengan de salarios, subsidios o pensiones públiques, sían inferiores a la cuantía de Renta Básica prevista nesti testu, complementando los mesmos hasta algamar la cuantía establecida pa la Renta Básica. Na segunda fase, va regulase la estensión de la Renta Básica como derechu universal, integrando pos al restu de persones.
Disposición Adicional Segunda.
Los poderes públicos van promover la implantación de la Renta Básica nel ámbitu del Estáu Español y de la Unión Europea.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 20, 2014 por en Renta Básica de las iguales.
A %d blogueros les gusta esto: