ASTURIESpolaRENTABÁSICA

La RB no es ecléctica. O es un instrumento de transformación social, o lo es de integración en el sistema.

No hay empleo para todas

1. NO HAY EMPLEO PARA TODAS ” El surgimiento de las RMIs, en el marco de la U.€.”
Como todas sabemos durante el año 1985, se firma el Acta Única, que concretaba la voluntad de los países firmantes (entre ellos el actual Estado Español) de abrir las fronteras para mercancías y capitales, el 1 de enero de 1993. Igualmente se acordaba llegar antes de esa fecha a un acuerdo sobre las políticas económicas de lo que entonces aun se denominaba Comunidad Europea (C.E.).
Desde ese mismo momento en que se concretan los primeros pasos de lo que será el llamada Tratado de Maastricht ( que se formaliza en esa ciudad fronteriza en 1992), con sus claritos objetivos de parir un Banco Central Europeo y poner en marcha una moneda única común, se comienza a hablar entre los distintos gobiernos europeos de aquella U.€. a doce, sobre que hacer con las gentes mas empobrecidas. Se asume con claridad, que ya nunca volveríamos a conocer sociedades de pleno empleo, y que desde ahora en adelante debíamos convivir con el desempleo. Por ello se entiende que llega el momento de atender a quienes se van a quedar fuera del mercado laboral de manera permanente, digamos que se evidencia un problema estructural, que implica que las sociedades de la U.€…deben habituarse/convivir con la falta de empleo.
Ese es el punto de partida de las llamadas RENTAS MINIMAS DE INSERCION (RMI), que nacen como derecho subjetivo para atender a las gentes empobrecidas (pobreza extrema).
Entre 1986 y 1989 se continuaba con estas reflexiones y debates, sobre que RMIs se debería aconsejar a los Estados miembros de la futura U.€., que pusieran en marcha a 1 de enero de 1993. Fue durante 1989 cuando se llaga al acuerdo entre los diferentes Gobiernos que la propuesta a ACONSEJAR, PROPONER COMO DESEO, debía ser la Renta minima de Inserción (RMI) francesa que había nacido el año anterior. De esta manera se cierra el debate y se establece una propuesta referente.
Evidentemente este consejo desde la U.€. se plantea como deseo, algo así como que se les decía a los Estados miembros, nos gustaría que ustedes pongan en marcha en sus países una medida similar o parecida al RMI francés. El Estado Español de entonces lo gestionaba, en parte el PSOE (gobierno central) y lanza la responsabilidad de poner en marcha una SIMULACION DE RMI, a las recién nacidas Autonomías, eludiendo cualquier compromiso desde el gobierno central. De esa manera es como se inicia un proceso de partos de RMIs desiguales, que en su mayoría son Ayudas de Emergencia Social disfrazadas, donde el cambio fundamental es el enunciado de la prestación/ayuda y lo novedoso la incorporación para acceder a esta ayuda/prestación de la llamada CONTRAPRESTACION o contrapartida. Solo la Comunidad Autónoma Vasca, pone en marcha una verdadera Renta Minima de Inserción, en 1989, que se suma a las Ayudas de Emergencia Social ya existentes, con anterioridad y de esa manera modifican la realidad de las medidas para atender a las personas en situación de pobreza extrema en ese territorio. 1
Desde entonces hasta hoy, los cambios en los enunciados de leyes o decretos de Gobiernos Autonómicos, no han llevado a un cambio en el resto de autonomías, como hablar de que exista un derecho sujetivo, en forma de RMI.
Igualmente en el marco de la actual U.€. esa recomendación/deseo que se lanzaba en 1989, para todos los Estados..se ha convertido en la NO IMPLANTACIÓN de este derecho subjetivo (RMIs) en la mayoría de los 27 actuales países miembros de la U.€.; incrementándose las desigualdades en los marcos legislativos de cada país, entre si.
La U.€., desde sus órganos de gestión cotidianos, sigue hablando en el 2010 de la deseabilidad de implantar las RMIs en cada Estado miembro, pero sin dar un solo paso, ni tomar medidas para que ello sea realidad.

2. CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES DE LAS RMI
Las características fundamentales de las RMI son las siguientes (en realidad cada comunidad autónoma se exigen unos u otros requisitos diferenciados así como la cuantía de las prestaciones, pero podemos decir que todas tienen unos principios básicos):
-Se trata de subsidios diferenciales o complementarios que elevan los ingresos propios de las personas a un mínimo establecido por cada CC.AA
-Los receptores de dichas ayudas son las unidades familiares o unidades económicas de convivencia.
-Requieren la demostración de necesidad y la comprobación de necesidad y medios.
-La edad mínima de percepción de dichas ayudas son los 25 años (18 años en algunas excepciones).
-Requieren un periodo que oscila entre los 2 y 3 años de empadronamiento según se aplique en unas u otras CC.AA.
-Incorporan de forma expresa los llamados dispositivos de inserción conocidos como itinerarios o contratos de contraprestación, establecidos entre el beneficiario y la Administración Pública, con el objetivo de promover acciones de desarrollo y búsqueda de la autonomía social, de formación y perfeccionamiento de la cualificación profesional, actividades de interés general, o bien de inserción en el medio profesional.
Leídas tal cuál, pueden “sonar” bien, pero la realidad es que existen muchas “trampas” en dichas prestaciones:
-Las RMI no son un derecho, sino un subsidio que se otorga a la familia o se conceden de forma asistencial.
-No son un derecho universal, no todos los ciudadanos pueden beneficiarse del mismo, sino únicamente las familias pobres que se encuentran dentro de le definición oficial. No se erradica sino que permanece el estigma de la pobreza.
-No son incondicionales, ya que su concesión están sujeta al compromiso de inserción en el mercado de trabajo y al nivel de ingresos de la persona o familia beneficiaria. No se erradica sino que permanece el estigma 2
del parado y se generaliza el estigma del subsidiario, estimulando a su vez las trampas de la pobreza y del paro.
-Introducen un coste social, en términos de control y un coste económico muy elevado en términos de administración burocrática, habiendo que cumplir con los requisitos diseñados de demostración de origen y nivel de ingresos así como someterse a la obligación genérica de búsqueda de empleo, de realizar trabajos de utilidad social o de participación de actividades formativas, o de aquellas otra muchas condiciones que el contrato de contraprestación determine.
En resumen podemos decir que las RMI atropellan los principios de universalidad e incondicionalidad y, parcialmente de individualidad.

3. De los ingresos mínimos a los ingresos suficientes: Rentas Básicas débiles.
Ya desde el año 1994 se vienen planteando propuestas de Rentas de Ciudadanía que tratan de superar las anteriormente descritas rentas mínimas, pasando de poner la centralidad en el empleo a la centralidad en la persona.
De manera general se concibe la Renta Básica de ciudadanía como: un ingreso de carácter individual, universal, incondicional y suficiente para toda persona por el hecho de serlo.
Ahora bien, cabe distinguir entre distintas Rentas Básicas, modelos débiles o fuertes:
-en función de si buscan una reforma del sistema o la transformación social
-si la contemplan como un fin en si mismo o como un instrumento anticapitalista.
-En definitiva si parte de modelos de corte liberal y asistencial o desde modelos de justicia social.
Así existen modelos débiles, fundamentalmente vinculados a espacios académicos, que tratan de justificar su viabilidad para “venderla” como propuesta parlamentaria. Una vez más, una implantación social de arriba abajo (lo cual perpetua la base de las relaciones de poder que nos llevan al mismo lugar del que partimos, con ingresos o sin ellos).
Los modelos débiles podrían ser considerados positivos siempre y cuando supongan un paso hacia la consolidación del modelo fuerte (como veremos mas adelante). Es decir, únicamente pueden ser aceptados siempre y cuando cumplan estas condiciones mínimas:
-Han de ser concedidos individualmente a cada persona, por lo menos a partir de los 16 años.
-No han de exigir ninguna contrapartida, tanto en términos de trabajo, como estudios, etc.
-La cuantía a percibir ha de ser, por lo menos, igual a la determinada por el umbral de pobreza.1
-Han de reconocer y estar encaminados hacia el modelo fuerte, basando su implantación en todo un proceso de debate y movilización desde la base social para que suponga realmente el cambio de modelo social y no solo un mecanismo dentro del sistema capitalista.
Así, podemos enumerar algunos elementos, que aun siendo positivos, harían de la Renta Básica un instrumento débil, dentro del sistema:
-Es un mecanismo de redistribución de la renta. Este sistema contribuirá significativamente a redistribuir la renta más equitativamente, la RB se enfrenta y va directamente contra la pobreza, siempre y cuando la cantidad que se establezca como RB sea igual a la considerada como umbral de pobreza. (y no inferior como se acepta en los modelos débiles)
-Da seguridad económica. Este derecho a la renta, y la correspondiente cantidad que se asigne a la misma, supone un colchón económico que permite al/la ciudadano/a y al/la trabajador/a defenderse mejor de las contingencias a las que hoy se ve expuesto/a.
-Se convierte en un fondo de resistencia para la lucha de clases. A su vez, a los sindicatos les daría un mayor poder para enfrentarse a la patronal, especialmente cuando tuvieran que recurrir a la huelga, ya que la RB se convierte en estas situaciones de conflicto en un fondo de resistencia que puede utilizar cada trabajador/a contra el miedo al despido, al paro, a la pérdida de las remuneraciones salariales.
-Permite iniciar otros modos de vida. Supone una medida liberadora que nos saque del salario del miedo,2 en vez de aceptar las leyes de la Economía de Mercado con su aumento de la inseguridad y las diferencias sociales. La RB podría utilizarse como fondo de referencia desde donde comenzar otros ámbitos de autonomía individual y colectiva, ámbitos nuevos de consumo, de formas productivas colectivas dentro y al margen del mercado, etc.
-Contribuye a luchar por la igualdad de género. Fomentar la igualdad de la mujer y el hombre en el mercado de trabajo. En el caso de la mujer, esta podrá enfrentarse a las relaciones patriarcales dentro de la familia en mejores condiciones económicas. 3
-Contribuye a eliminar los estigmas sociales. El hecho de refundir todas las prestaciones sociales en la RB permitiría eliminar el estigma de paro y sus correspondientes subsidios, el estigma de la pensión y sus correspondientes prestaciones sociales, el estigma de la pobreza y sus correspondientes limosnas (públicas y privadas), y el estigma de la marginación.
-Podemos subrayar que la RB se convierte ella misma en un pilar del nuevo sistema de bienestar para este nuevo milenio, nuevo en el sentido de que las prestaciones pasan a basarse en el concepto de ciudadano/a y no en la condición de trabajadores/as de la población.
-La RB, incluso en sus fases de aplicación débil pero transitoria, siempre que no conlleve una contraprestación laboral, y seamos conscientes de que es una alternativa asistencial, puede facilitar la mejora y dignidad de la atención a ciertos colectivos. En estas condiciones, y con este grado de consciencia, esta característica ya justificaría el interés social por este nuevo derecho.

4.- Una apuesta por instrumentos de transformación social: La Renta Básica de las Iguales.
Visto que hay modelos de renta básica que pueden ser fácilmente incorporados a los valores del sistema, como un elemento más de asistencia social, desde Baladre proponemos una herramienta para la transformación del sistema capitalista: la Renta Básica de las Iguales (RBis).
Si es el propio modelo el que produce y necesita la pobreza y la exclusión social, tenemos que ahondar en espacios de autonomía que nos lleven hacia un horizonte de sociedad diferente. Desde Baladre entendemos la RBis no como un fin en si misma, sino como un instrumento fundamental que nos ayude a romper los mecanismos de explotación de las clases propietarias. Por una parte, dejar de estar atados a la esclavitud del salario para satisfacer las necesidades materiales fundamentales. Por otra, el construir otras relaciones sociales al margen de la lógica del productivismo y el consumismo, en las que el valor del trabajo sea social y no individual. Finalmente, ahondar en la libertad real de las personas, dado que asegura la base material para poder disfrutar de todos los demás derechos humanos.4
Las características instrumentales y políticas que definen a la RBis frente a los modelos débiles son:
-Individual: la persona como sujeto de derecho en igualdad, no la familia.
-Universal: para todas, sin motivos de exclusión, independiente de la situación personal.
-Incondicional: esto es, no sujeta a contrapartidas ni laborales, ni de ingresos.
-Equitativa: la cuantía será igual para todas las personas, como mínimo el equivalente al umbral de la pobreza (50% de la renta per cápita)
-Refundición de las prestaciones actuales (ingresos de inserción, subsidios de desempleo o agrarios, pensiones…).
-Fondo social: un porcentaje de la RBis individual iría a constituir un Fondo de Renta Básica para mejorar los bienes colectivos. Todas las personas tendrían el derecho a participar y decidir cómo se asignarían las partidas.

-Desde la base social: la RBis nace con una idea fundamental de movilización desde las personas y movimientos sociales, de abajo a arriba.
Así pues, esta propuesta será válida en tanto que nos sirva para articular procesos sociales antagonistas, que vayan construyendo aquí y ahora los retales de algo nuevo, más justo e igualitario para todas. Porque entendemos que vivir con dignidad es un derecho fundamental que no se puede alcanzar sin eliminar de raíz las profundas desigualdades que nos oprimen. Pero que tampoco puede llegar si las personas no nos hacemos protagonistas de nuestra propia emancipación.

5. De las Rmi a la RBis un proceso de movilización social.
Durante todo el artículo hemos visto las características y diferencias entre las rentas mínimas de inserción, las diferentes rentas básicas y la Rbis.
Pero ¿Cómo planteamos el paso de los dispositivos del estado del bienestar de sometimiento y control a instrumentos que generen cambio social?
Las mayores dudas y reticencias en este camino hacia la propuesta de la renta básica de las iguales vienen siempre por la cuestión de la implementación y de la financiación (que esconden detrás procesos de arriba-abajo, sin la gente y una actuación caritativa y reformista). Ante esto ya existen, desde la propuesta de RBis distintas herramientas como los estudios de viabilidad, las oficinas y puntos de información o las campañas por los derechos sociales y la redistribución de la riqueza, que demuestran las posibilidades y que nos dan muchas pistas de cuales son los pasos iniciales para desarrollar la propuesta desde la movilización social. .
Los estudios de viabilidad se plantean como procesos de reflexión, enfocados para la acción, útiles para las personas y grupos que ya están realizando un trabajo concreto en su realidad social. No debemos caer en las investigaciones meramente académicas o en los estudios planteados como simulaciones, sino en el estudio de la viabilidad social de la Rbis, partiendo de la realidad que ya existe, en nuestros barrios, pueblos y ciudades y generando relaciones y tejido en el propio proceso de investigación.
Un ejemplo de estos procesos de investigación para la acción seria el estudio de viabilidad de la Renta Básica de las Iguales en Alfafar5 (Valencia), donde desde la realidad de la localidad se plantean propuestas para la implementación. El estudio es utilizado dentro un engranaje de luchas colectivas y de trabajo desde lo comunitario por hacer la vida viable a las personas que forman parte del barrio, es el complemento de una lucha más global y que seguro será una herramienta útil en las luchas y movilizaciones que se plateen en el futuro6.

Por otro lado las oficinas o puntos de información pretenden acercar la información sobre los recursos y las ayudas sociales a la gente, siempre partiendo de que son un derecho al igual que lo es la educación o la salud; romper la idea de “culpabilización individual” que socialmente se les plantea y devolverla desde una lógica de injusticia social.
Las oficinas y puntos de información sobre derechos pueden tener una utilidad doble, por un lado, ofrecer información de utilidad, a las personas que buscan una ayuda, en clave colectiva; y por otro lado, permite conectar cual es la realidad que vive mucha gente y de qué manera están dando respuesta desde los servicios sociales y sus actuales recursos para la inclusión social.
Este es el aspecto que permite generar el paso siguiente, y que nos parece que es el otro punto fuerte de las oficinas, que es el de generar movilización social a través de la visibilización y la denuncia. Visualizar las situaciones injustas y denunciar que son insuficientes las respuestas que se dan si queremos caminar hacia la justicia social.
Esta visualización y denuncia, articuladas en campañas por los derechos sociales o por la redistribución de la riqueza, son las que empujan a pasar de las RMis como instrumentos de cohesión y control social a la Rbis como herramienta para el cambio social.
Iniciativas de este tipo que han surgido y que están trabajando en esta línea en la actualidad serian: la oficina del colectivo BERRI-OTXOAK en Baracaldo, que lleva funcionando desde noviembre de 1997; en Málaga, en el barrio de Palma Palmilla se ubica el punto de información ENCONTRASTE; en Xátiva se sitúa el Punt d’Informació sobre Drets Socials LA CANYOTA; en Xixón encontramos la Oficina de Información sobre Derechos y recursos sociales “LA ESPIRAL”; en Vigo la Oficina de Derechos Sociales de la COIA; la Asamblea Canaria por la redistribución de la riqueza desde La Casa, en la Orotava (Tenerife) o las distintas oficinas en distintos lugares de Cataluña. Son iniciativas que desde realidades y contextos concretos y particulares (ciudades, pueblos, barrios o comarcas) proponen la movilización hacia la Renta Básica de las Iguales desde la exigencia de los Derechos a unas rentas suficientes.

6. PARA TERMINAR, NO OLVIDAR: “RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES Y MUCHO MÁS”.
Como hemos visto a lo largo de todo el texto, si creemos en la posibilidad de transformar la realidad y darle la vuelta a este modelo social, vemos que la Renta Básica de las Iguales puede ser una herramienta útil para caminar hacia ese objetivo.
Si entendemos la propuesta, nos damos cuenta que el camino hacia esa transformación tiene que ir acompañado de un cambio de valores vinculado a las características que le dan sentido a la RBis y la hacen diferente a otras propuestas.
Ahora bien, desde Baladre siempre decimos que la RBis por si sola no tiene sentido, porque no tiene porque suponer cambio alguno; es necesario acompañarla de otras muchas iniciativas y luchas que la complementen y 7
que favorezcan el cambio social, aquí y ahora, hacia esa otra sociedad que soñamos y que nos permita hacernos conscientes de que otra realidad es posible.
Por eso siempre hablamos de Renta Básica de las iguales y mucho mas, porque entendemos que hay distintas propuestas y formas de organizarnos que son útiles en ese camino a recorrer (como hemos visto con anterioridad). Iniciativas al fin y al cabo, que buscan generar conciencia y movilización social desde las personas. Y es que se hace necesario poner en marcha propuestas que hagan conscientes a las personas de la realidad que vivimos y partícipes de los cambios que se vayan logrando, tenemos que ser capaces de generar cambios en lo cercano, ya que es en lo próximo donde las personas nos sentimos mas vinculadas y donde reconocemos aquello que nos afecta.
En la realidad actual, ante los problemas y las desigualdades que vivimos, cada día cobra más sentido movilizarnos y reivindicar una Renta Básica de las iguales, inventar nuevas propuestas que sean una alternativa a lo ya existente. Es necesario defender el derecho a la ¡RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES Y MUCHO MÁS!

Jose Iglesia Fernández

 

BIBLIOGRAFÍA
-(artículo) “LA RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES”. José Iglesias Fernández. Congreso Internacional sobre La Renta Básica de los iguales. Berlín, octubre del 2008.
-(artículo) “HACIA LA RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES: POR UNAS RENTAS SUFICIENTES”. Asociación contra la exclusión ALAMBIQUE. Lletra A marzo 2009. CGT, Ecologistas en Acción y Baladre.
-Estudio de viabilidad de la Renta Básica de las Iguales en Alfafar. (Valencia). 2008.
-José Iglesias Fernández. (2006) “¿HAY ALTERNATIVAS AL CAPITALISMO? LA RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES”. Zambra /Baladre.
-José Iglesias Fernández (2003). “LAS RENTAS BÁSICAS: EL MODELO FUERTE DE IMPLANTACIÓN TERRITORIAL”. El Viejo Topo. Barcelona Versión en castellano.
-“Desde el Parke frente a la crisis social”, “Cuadernos , escribir para informar , leer para actuar” Nº 16, Zambra / Baladre
WEBGRAFÍA
-www.redasociativa.org/baladre/
-http://sindominio.net/renta-basica/

CITAS:

1 El umbral de pobreza viene cuantificado por la mitad de la renta per capita del país

2 Miedo en el sentido de la dependencia de un ingreso, sea este el salario, la prestación de desempleo, el subsidio familiar, la renta mínima de inserción, contingencia a la que todos los ciudadanos no propietarios estamos sujetos.

3 Javier Aguado. “La Renta Básica y el sistema patriarcal”. Cuadernos renta básica. Nº 4. Barcelona 2002

4 Véase “La RB y los derechos humanos” (Iglesias, 2001).

5 Estudio de viabilidad de la Renta Básica de las Iguales en Alfafar. (Valencia). 2008

6 “Desde el Parke frente a la crisis social”, Cuadernos , escribir para informar , leer para actuar, Nº 16, Zambra – Baladre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 15, 2013 por en - Empleo, - Exclusión social.
A %d blogueros les gusta esto: